17 noviembre 2014

Doble negación del castellano: ¿por qué negar dos veces?

'Atrapados en azul', primer disco de Ismael Serrano (1997)
Atrapados en azul
1997 - España
Ismael Serrano
(Disco recomendado)
¿Hay pleonasmo en frases como “No tengo nada”, “No vino nadie” o “No tengo ninguna duda”? ¿No sería más correcto decir “Tengo nada”, “Vino nadie” y “Tengo ninguna duda”? A fin de cuentas, nada es lo que tengo, nadie vino y ninguna duda poseo.

Pues no, porque el lenguaje castellano funciona con la doble negación, con lo que podemos emplear no en compañía de nada, nadie, ninguna, nunca, tampoco, etc. siempre y cuando estas partículas vayan después del verbo y no delante del mismo. Es decir, podemos decir “Nunca voy al cine” o “No voy nunca al cine”, pero no “Nunca no voy al cine” o “No nunca voy al cine”.

Por tanto, vocablos como nada, nadie, ninguna, nunca o tampoco, no sólo no restan sentido al no, sino que lo refuerzan. Por ejemplo “No tengo ningún coche” es más potente que “No tengo coche” (aunque, a fin de cuentas, ambas oraciones significan lo mismo). En general, la doble negación está bien empleada, salvo por aquellos que empiezan a preguntarse por qué la utilizan. Así que ya sabéis: no le deis más vueltas y emplead la doble negatición con naturalidad, ¡porque es un elemento clave de nuestro idioma!

3 comentarios:

  1. Sé que este artículo se basa en el argumento de la RAE, que personalmente me parece cojo. Le dejo al aire esta pregunta: ¿Cómo es posible que las frases "él sí sabe nada" y "él no sabe nada" que desde su construcción se plantean contradictorias signifiquen lo mismo?

    Este y muchos otros vacíos tiene el Español como idioma por ese argumento generalizado de las lenguas romances pero que no tiene todo el fondo que se merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Él sí sabe nada" no es una oración correcta.

      Eliminar
  2. La verdad, por más que la RAE intente justificar esto que yo considero un error histórico, por más que ya por costumbre los que hablamos español comprendamos esas frases con sentido auto-controvertido, sigo pensando que esto es un sin sentido, pongo varios ejemplos:

    1) ¿Cómo se justifica que las frases: "me quedé sin nada" y "me quedé con nada", las cuales son semánticamente contrarias en español signifiquen lo mismo?

    2) ¿Cómo va a sonar más cuerda la frase "no sé nada" a "yo sé nada"?

    3) ¿Cómo va a sonar más cuerda la frase "no hay nadie tocando la puerta" a "no hay alguien tocando la puerta"?

    En la escuela me enseñaban la siguiente sintaxis para una frase:

    SUJETO + VERBO + PREDICADO

    ...y me enseñaban que el predicado es lo que se decía de... cuando veo una doble negación lo único que puedo apreciar es que la frase se contradice, así nos hayamos acostumbrado a lo contrario: si digo "no traje nada" es por que traje algo, puesto que nada es es predicado o lo que se dice del sujeto, qué le cuesta a la RAE admitir que la frase correcta sería "traje nada", es igual muy claro el enunciado, tan sólo que por costumbre no lo escuchamos así, pero semánticamente tiene sentido completo.

    Pienso que en el fondo, esa puede ser una razón por la cual los máximos pensadores mundiales son en gran mayoría hablantes nativos de lenguas anglosajonas y no romances, por que si partimos de que hablamos y pensamos en idiomas "ilógicos"... ¿qué más podemos esperar?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...